Turismo y Festejos / Noticias

El programa de fiestas sale a la calle antes de que el Ayuntamiento apruebe su contenido

17 de Junio de 2009 Leído 561 veces

El programa de fiestas de San Pedro y San Pablo 2009 que ayer salió a la calle no ha sido aprobado por ningún órgano municipal. El PSOE critica duramente este hecho por suponer una burla y desprecio a los procedimientos y al funcionamiento democrático del Ayuntamiento.

La concejala socialista, Isabel Abad, incide en que es la primera vez que esto sucede. “Nunca antes, en el Ayuntamiento, había ocurrido algo parecido con el programa de fiestas. Primero se aprobaban las actividades y, después, se elaboraba el programa”. Abad critica la falta de dedicación de los responsables del Partido Popular que, lejos de gestionar adecuadamente los asuntos municipales, se “saltan a la torera” los procedimientos formales, que son los garantes del funcionamiento democrático de las instituciones.


Otro hecho relevante del programa de fiestas de este año es que deja de ser un programa institucional, pues la información cede ante la cantidad de publicidad que incorpora. El programa ha pasado de publicitar a los patrocinadores, habitualmente las dos cajas de ahorro y algunas empresas que colaboraban en actos de los Sampedros, a ser un “totum revolutum” donde todo cabe y donde el objetivo informativo que se buscaba en otras ediciones es el menos importante.


“Aparicio persigue, con esta chapucera edición del programa de fiestas, arrebañar unos euros y quitarse la espina que para el Ayuntamiento supuso, el pasado año, quedarse con la mayoría de los programas de fiestas”.


Como se recordará, en las fiestas de 2008, los programas se pusieron a la venta, sin éxito alguno. “No es verdad, como dice Aparicio, que este año el programa sea gratis por la crisis. Lo que persigue ahora es rectificar el error del año pasado y que, en lugar de que sean los burgaleses quienes paguen el programa de fiestas, sean los patrocinadores”. Abad criticó el afán pesetero y recaudador del alcalde, a quien no le ha importado “cargarse el modelo institucional del programa de fiestas”.