Hacienda / Noticias

Urgimos al PP explicaciones sobre el gran peligro que sufre la economía municipal de aumentar su deuda en 240 millones

Urgimos al PP explicaciones sobre el gran peligro que sufre la economía municipal de aumentar su deuda en 240 millones

25 de Julio de 2018 Leído 228 veces

Ocurriría si el Consorcio del Desvío no se mantuviera como sociedad mercantil pública y el de Villalonquéjar no cambiara su clasificación a dependiente de una sociedad pública

El Grupo Municipal Socialista ha reiterado su preocupación por el “gran peligro” que tiene la economía municipal de ver aumentada su deuda actual, de unos 134 millones de euros, en 240 más, como consecuencia de lo que el Ayuntamiento ha asumido como deuda de los consorcios del desvío y de Villalonquéjar; 47 milones de uno y 28 de otro.
Según han explicado el concejal socialista Antonio Fernández Santos, “si el Consorcio del Desvío no sigue manteniéndose como una sociedad mercantil pública y tiene que asumir la deuda que en este momento no está asumida, y no se consigue que cumpla su palabra el Consorcio de Villalonquéjar y sea también cambiado a su clasificación a dependiente de una sociedad pública, las deudas de este Ayuntamiento subirían aproximadamente en 240 millones de euros más de los 134 que tiene ahora”.
Ante esta circunstancia, el PSOE reclama explicaciones sobre la situación actual de la clasificación de los consorcios al concejal de Hacienda, Salvador de Foronda, ya que el alcalde “está ocupado visitando obras públicas y privadas”, ha ironizado Fernández Santos. También pide al equipo de Gobierno del PP que aclare “qué ha hecho para tratar de que el Consorcio de Villalonquéjar cambie la clasificación que tiene para no sumarle aproximadamente otros 80 millones más de la deuda al Ayuntamiento”.

HAY QUE RECAUDAR MÁS Y REDUCIR GASTOS SUPERFLUOS
También se ha referido el Grupo Socialista a la cuenta general del Ayuntamiento de 2017 que el alcalde no ha presentado en plazo, sino con mes y medio de retraso sobre lo que exige la Ley. Así, la comisión especial la aprobó el pasado lunes, cuando tendría que haberlo hecho el 1 de junio.

Pero a esta gestión desastrosa que el PSOE cree propia de un equipo de Gobierno en descomposición, añade la necesidad de recaudar más y reducir gastos superfluos que se extrae como conclusión de esta cuenta, porque los datos son elocuentes.

Esta cuenta general refleja el estado económico, financiero, patrimonial y presupuestario del ejercicio pasado y señala, entre otras cosas, que el Ayuntamiento gastó 3,1 millones más de lo que ingresó Con todo, el resultado de la liquidación fue positivo porque se sumaron los remanentes de tesorería del año 2016.

Además, Fernández Santos ha subrayado el “error monumental” en las previsiones de ingresos de 2017, de 251,9 millones, cuando los derechos reconocidos fueron 193 millones, con un exceso de previsión de 58,6.

El mensaje de este resultado es claro: el Ayuntamiento está comenzando a gastar más de lo que ingresa y, lo peor de esta circunstancia, es que de los 55,5 millones de euros que no se gastó el Ayuntamiento del total previsto, la mitad aproximadamente se correspondía con inversiones para la ciudad por 25 millones de euros y otra cuarta parte de lo no gastado se corresponde con personal, pese a que la falta de personal es un mal endémico que lastra el funcionamiento de servicios como el del órgano de gestión tributaria. Y es que el Consistorio tiene que recaudar más, por lo que debería reforzar ese servicio, ya que las vías de apremio que se realizan son “mínimas”.

EL ALCALDE, EN SU CAMPAÑA
Mientras todo esto ocurre, el alcalde, Javier Lacalle, se mantiene ajeno y centrado en su campaña de promoción interna para repetir como candidato a la Alcaldía en las próximas elecciones, según denuncia el PSOE. De ahí, sus múltiples visitas a obras, incluso de promoción privada, como la de las 25 viviendas de lujo que se construyen en el Niño Jesús. Un alcalde no es un agente inmobiliario, como le ha recordado Fernández Santos, quien tacha de absoluta “vergüenza” la visita de un responsable municipal a una promoción privada.