Cargando...

La incapacidad gestora de Aparicio

10 de Diciembre de 2003

La incapacidad gestora de Aparicio

Las licencias urbanísticas relativas a la Cooperativa Avícola, que se concedieron ayer en la Comisión de Obras alegando motivos de ??interés general? son manifiestamente ilegales. El PSOE mostró su total rechazo a estas licencias porque suponen un despropósito y una aberración jurídica.

Sin embargo, Aparicio, en lugar de gestionar conforme al interés publico ha adoptado una decisión manifiestamente ilegal que puede acarrear graves perjuicios al Ayuntamiento y a la Cooperativa Avícola. El articulo 105 de la Ley 5/1999 de urbanismo de Castilla y León dice: "Articulo 105. Supuestos de interés general. 1. En casos excepcionales y justificados en razones de interés general, el Ayuntamiento podrá conceder licencia urbanística para la implantación de usos industriales o de servicios, previamente al cumplimiento íntegro de los deberes urbanísticos, siempre que: a) Esté aprobado el instrumento de planeamiento urbanístico que establezca la ordenación detallada de los terrenos. b) El uso propuesto sea el previsto en el planeamiento urbanístico. c) El promotor haya presentado en el Ayuntamiento compromiso del íntegro cumplimiento de los deberes urbanísticos, garantizado conforme a lo previsto en el articulo 96. 2. Las licencias otorgadas conforme a este articulo deberán fundamentar expresamente el supuesto de interés general que las justifique, y las condiciones especiales que incluyan se harán constar en el Registro de la Propiedad." El equipo de Gobierno anterior, incluso reconociendo que es jurídicamente discutible, ha venido considerando de interés general la ejecución de inversiones industriales que generaran empleo por considerar que el desempleo es la principal causa de la exclusión social. En las contadas ocasiones que se ha aplicado este articulo, nunca se ha comprometido el interés publico, siempre se ha respetado la autonomía de las decisiones municipales y se ha garantizado que los promotores avalaran los posibles perjuicios que se pudieran producir. La Cooperativa Avícola decidió hacer uso de la Ordenanza de Transformación prevista en el PGOU de 1999 mediante la que se reconocían unos cuantiosos aprovechamientos urbanísticos a sus instalaciones actuales en el barrio de El Pilar. Es evidente que el traslado de esta industria no puede acogerse a la condición de interés general por cuanto la fábrica actual convive perfectamente con el uso residencial. Sin embargo, los responsables de la Cooperativa, aduciendo necesidades industriales que no cuestionamos, aconsejaron el traslado de esta industria a unos terrenos próximos a la carretera de Madrid, incluidos en una unidad de ejecución que linda con el sector industrial del Monte de la Abadesa. Durante muchos meses, los gestores de este proyecto no han acertado en la tramitación urbanística necesaria y han desoído los reiteradísimos requerimientos municipales. Estas dificultades impiden el otorgamiento de las licencias de actividad y de obras, ya que no existe ordenación detallada aprobada. Llegado a este punto, los concejales socialistas propusieron, en la Comisión de Obras del pasado mes de septiembre, que el Ayuntamiento gestionara de oficio la unidad a fin de resolver los problemas que tenían los gestores para tramitar adecuadamente el proyecto. Las licencias urbanísticas informadas favorablemente en la Comisión de Obras celebrada ayer se van a conceder en contra de los informes técnicos municipales y vulnerando frontalmente la legalidad. La no aprobación definitiva del Proyecto de Actuación y la no conformidad del resto de propietarios afectados compromete seriamente el interés publico, ya que se van a conceder licencias urbanísticas en unos terrenos que no tienen fijadas alineaciones ni rasantes, que no se sabe aun si van a ser de uso industrial o zona verde y que también se ignora si van a ser adjudicados a la Cooperativa Avícola. El alcalde Aparicio parece que "resuelve" los problemas pero es pura apariencia. En lugar de resolverlos los complica adoptando decisiones manifiestamente ilegales.